No se lo pierda
Home » Crecimiento » La Humildad Es Un Requisito En La Vida Del Cristiano

La Humildad Es Un Requisito En La Vida Del Cristiano

 

“¿Qué lo dirigió a convertirse en un predicador?”

Es una pregunta que hemos escuchado miles de veces. Nuestras respuestas sólo se diferencian unas de las otras por año, ubicación y nuestros mentores. Finalmente, nos encontramos en la misma causa y todavía nos asombra. “Dios ha escogido lo necio del mundo para confundir a los sabios, y lo débil del mundo para confundir a los fuertes…”

Buscando un talento excepcional en el púlpito, no estaba en la lista de compras de Dios.

Es irónico que el predicador a quien Dios dio por primera vez esas palabras sobre el “elegido” fue el apóstol Pablo, uno de los predicadores más brillantes de su época. Por cierto, si alguien merecía que su nombre fuera mencionado era esta estrella de Tarso con su testimonio dramático.

Pero la humildad es el requisito básico para el hombre de Dios no la fama. Las Escrituras nos advierten que debemos “llenarnos de humildad” para “servir con ella”, “caminar en ella” y “ser revestidos con ella”. Y promete que “honor sólo viene después de la humildad.” La verdadera humildad es muy importante.

Estoy convencido de que el nuevo Apóstol debe de haber sacudido su cabeza con asombro sobre el concepto. Esto es porque los días antes que Pablo se convertirá en un Cristiano él probablemente estaba lleno de todo, menos de humildad. En la fraternidad de los Rabinos, Pablo era un hombre que “no se podían perder” era un prospecto fariseo por nacimiento y creencia. Estudiando bajo su apellido de Saúl, él brillaba como el protegido del profesor Gamaliel. Incluso la Iglesia se puso de pie en temor, las rodillas temblando con la mención de su famoso nombre.

Pablo pudo haber escrito su propio boleto para cualquier trabajo en el Judaísmo.

Pero cuando conoció a Cristo en el camino de Damasco las reglas para el éxito cambiaron. No pudo contar más con puro talento y tenacidad para crecer en reconocimiento. Una nueva norma entró en la imagen. Pablo necesitaría disminuir más y más.

Dios le triunfó.

Tres años de entrenamiento en Arabia y siete más en otros lugares, reestructuraron su pensamiento. “Yo soy el primero de los pecadores… el más pequeño de todos los santos… el menor de los apóstoles… no soy nada.” Eso no era una humildad falsa, porque él había conocido al Salvador y todo cambió.

Pablo descubrió que su grandeza no estaba en lo que él hacía, pero a quién pertenecía.

Siempre ha sido así con los líderes de Dios. Mientras que se nos permite un montón de asignaturas optativas en nuestra educación Espiritual, la humildad es un curso obligatorio. Y cada graduado tiene sus propias memorias personales sobre el tema. Por ejemplo:

  • Durante 13 años José cayó en un espiral descendente. Su currículum incluye el odio de sus hermanos, ser lanzado en un pozo como muerto, ser vendido en una caravana, en un desfile en una subasta, tener que defender su honor contra la señora de Potifar y ser encarcelado por un crimen que no cometió. A pesar de todo, él fue maravillosamente elegido para servir como primer ministro de Egipto.
  • Durante 40 años Moisés estuvo en la vía rápida hacia el triunfo. Como el hijo adoptivo de la hija del Faraón tenía el mundo en una cuerda; cuatro décadas de vida pudieron haberlo transformado. Pero Dios requirió 40 años más de experiencia y de sudor, en medio de la nada, a fin de que Moisés fuera digno de la misión de llevar al pueblo de Dios.
  • David no tenía precedentes en Israel. Gigantes cayeron ante él. Canciones fueron escritas por él. Fue una persona importante en Israel. Durante los siguientes 11 años, David huyó. Las cuevas más oscuras eran sus habitaciones, un grupo de aislados eran sus aliados, salmos manchados de lágrimas eran su salida. Y este pastor de ovejas se convirtió en Rey.

Usted puede estar tomando una marcha forzada a través de ese mismo valle en este momento.

Pero, no se preocupe, Dios nunca lleva a sus hijos a la grandeza sin este desvío. Es cuando resurgimos de ese valle que los predicadores maduros de Dios están mejores equipados para sacudir al mundo que Él ama.

Bendiciones,

Ron Walters
Vicepresidente
Ejecutivo de Relaciones Ministeriales
© Derechos de Autor 2016 por Ron Walters
Usted puede compartir libremente cualquier parte de esta carta con su iglesia o ministerio. Sólo pido que incluya esta banda: “Por Ron Walters, Vicepresidente Ejecutiva de Relaciones del Ministerio, Salem Media Group”, y que usted incluya un enlace a este sitio web (si lo reimprimen en línea).